índice de adjudicación

4 consejos para mejorar tu Índice de Adjudicación en Mercado Público

Escrito por: Jorge Rubio Soto

Armar una licitación no solo implica destinar tiempo y cabeza, sino que presupuesto con el que muchas veces no cuentas. Acá te damos algunos consejos para que puedas mejorar tu índice de adjudicación y lograr mejores resultados en tus postulaciones.

 

En nuestro afán por hacer de Mercado Público una plataforma más amigable y usable para empresas de todos los tamaños y trayectorias, hemos diseñado distintas herramientas que pueden ayudarte a medir tu desempeño en la plataforma, aprender de él y aplicar las mejoras para fortalecer tus postulaciones.

Una de las funcionalidades que más pueden ser útiles para realizar un diagnóstico sobre tu situación como proveedor es el Índice de Adjudicación. Este es un medidor que creamos analizando el historial de postulaciones asociado a tu RUT empresa, donde comparamos la cantidad de adjudicaciones que has tenido versus las que no, teniendo como referencia el total de ofertas que has presentado. 

Este cruce de datos lo logramos gracias a algoritmos diseñados para obtener la información que se rescata del sistema, procesarla y entregarte reportes personalizados por cada usuario. Este Índice de Adjudicación te ayudará a mantener un registro de cómo has mejorado tu desempeño como proveedor, manteniendo como referencia tu índice inicial y así evaluar cuáles han sido tus fortalezas y debilidades frente a un proceso de compra.

Cómo mejorar tu índice de Adjudicación

 

En varias oportunidades te hemos comentado sobre lo relevante que es leer con detención las bases de la licitación que estás postulando. Es lo principal porque en cada base se estipulan las necesidades, criterios de evaluación y condiciones de contratación. Acá te damos un desglose de los aspectos relevantes que debes tener en cuenta para ir a la segura y ganar más contrataciones.

Criterios de evaluación: El corazón de una licitación

Los criterios de evaluación siempre son diferentes para cada licitación, salvo las que se realizan en la modalidad de Bases Tipo. Cada rubro tiene su propia metodología para evaluar, dependiendo de las competencias del sector y las necesidades del organismo comprador. 

Es importante revisar a profundidad cada uno de los puntos, analizando las condiciones que debes cumplir para obtener el puntaje completo y definir si puedes cumplir con ello. Un ejercicio que puede ser muy útil es crear diferentes escenarios donde puedas proyectar cuántos puntos sacarás tú y tus competidores, para ir a la segura a una postulación. Esta simulación la puedes hacer con facilidad usando los reportes estratégicos que te damos en LicitaLAB.

¿Eres admisible?

El peor escenario que puedes enfrentar es que tu oferta no pase el análisis de admisibilidad y no sea evaluada. Para evitar estos dramas, lee con detención el detalle de toda la documentación que tienes que presentar. 

Existe un punto transversal en los criterios de evaluación para todas las empresas y rubros, que es sobre la documentación. Normalmente vale un 5% del total, pero algo tan básico como entregar todos los documentos a tiempo y en el formato solicitado, puede ser la diferencia entre adjudicar o no una licitación.

No presentar algún papel o equivocarte en la entrega de antecedentes puede ser causal para que no revisen tu postulación por muy bien hecha que esté. Sin pasar el chequeo de admisibilidad, no hay derecho a reclamo y tu postulación queda automáticamente descartada.

Aprender de los errores

Todos los procesos de licitación en Mercado Público son transparentes. Se puede acceder fácilmente a todo el historial y documentación de adjudicación de un proceso. Un archivo que es de vital interés es el Acta de Evaluación, donde se desglosa el paso a paso que hicieron para rechazar ofertas o ponderar los puntajes que obtuvieron cada una de las postulaciones.

Usar este documento para análisis y estudio te puede ayudar a entender las estrategias que utilizaron tus competidores para ganar una licitación, o los errores que cometiste en tu postulación; dejando registro para enmendarlos y no volver a caer en las mismas fallas.

Revisar y volver a revisar

Podría ser algo muy obvio, pero nunca está demás este consejo: siempre, siempre antes de subir una licitación revisa cada uno de los documentos. Fíjate que cumplan con lo indicado en las bases, que todos tengan el timbre y firma que necesiten, que todo esté bien redactado y en coherencia con lo solicitado. Si puedes pedirle a un compañero o un tercero que realice este chequeo final, mucho mejor. Una mirada fresca podrá detectar errores que no habrás visto. 

Mejorar tu índice de adjudicación depende directamente de la cantidad de licitaciones ganadas. Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para tu próxima aventura en Mercado Público.