estado como cliente

El Estado como cliente: Cómo compra y cómo paga

Escrito por: Jorge Rubio Soto

A través de Mercado Público, el Estado adquiere todos sus bienes y servicios de forma pública y transparente. ¿Cómo es su comportamiento como cliente?

 

Mucho hemos conversado en este blog sobre las diferentes formas que tiene el Estado para adquirir sus bienes y servicios. Son más de 800 instituciones que día a día publican miles de órdenes de compra y bajo distintas modalidades. 

Existe una cadena “formal” de 3 eslabones para que el Estado pueda comprar algo: primero está Convenio Marco, que es el catálogo de productos y servicios más solicitados por los organismos públicos. Si lo que se necesita comprar no está dentro de este catálogo, la siguiente categoría son las Licitaciones Públicas. Dentro de este eslabón, cada institución hace pública su necesidad en Mercado Público. El mismo sistema se encarga de clasificarlas por tipo, según tamaño o modalidad

Hoy, las licitaciones públicas son la parte más importante de la cadena, puesto que acá se transa la mayor cantidad de dinero y su acceso para nuevos y antiguos proveedores es mucho más fácil y expedito. En el último tiempo, se ha facilitado aún más con la creación de nuevas modalidades de compra que veremos más adelante.

En último caso, se encuentran los Tratos Directos, que son excepciones a la regla, donde la entidad compradora establece el contrato directamente con un proveedor, en caso de no haber recibido ofertas que cumpliesen con las bases establecidas en una licitación y declara por desierto el proceso de licitación.

 

¿Cómo es el Estado como cliente?

Modalidades de compra

Con el objetivo de realizar compras con eficiencia, eficacia y economía, ChileCompra presentó nuevas modalidades de compra que se suman a otras existentes:

Convenio Marco: Como ya comentamos, es el catálogo de productos y servicios que más consume el Estado. Acá, la dirección de ChileCompra establece los precios y condiciones de compra durante un plazo determinado. 

Compra Coordinada: En esta modalidad, dos o más organismos agregan demanda (para comprar al por mayor) un producto o servicio, obteniendo precios más ventajosos y abaratando costos para el Estado. 

Bases tipo: Licitaciones donde aspectos administrativos y formales han sido fijados por ChileCompra y validados por Contraloría, lo que permite acortar los tiempos de compra y facilitar la preparación de ofertas más competitivas. Están ordenados en un listado por actividades económicas.

Compra Ágil: Mecanismo creado para las compras menores a 30 UTM, cuyo propósito es incentivar la participación de las Mipymes en el sector de las ventas públicas. Este tipo de compras abarcan cerca del 80% de los procesos transados en Mercado Público.

Ley de pago a 30 días

Una cosa es vender al Estado y otra es tratar con él. Hasta hace un tiempo, participar de las compras públicas implicaba significativos gastos de tiempo y dinero para que luego, una vez de adjudicado un contrato y cumplido con los compromisos, el pago llegara muy lejos de los plazos determinados. 

En respuesta a este problema, en el año 2019 entra en vigencia la Ley de Pago a 30 días, que establece que el máximo del pago de un contrato es 30 días corridos. Desde el año de su publicación y hasta ahora, hubo un periodo de transición donde algunos pagos podían ser a 60 días como máximo, pero desde el 2020 que aplica como norma general para todos los casos (las únicas excepciones a esta regla deben ser acordadas por ambas partes).

Aunque esta ley está vigente, aún existen irregularidades por parte de los organismos públicos. Solo en diciembre de 2021 se ingresaron más de 1000 reclamos relacionados al no pago de facturas pendientes, la mayoría de estos endosados a municipalidades.

Para evitar estos problemas, es recomendable revisar la reputación de una entidad al momento de revisar una futura licitación. De esta forma, adelantar posibles problemas y evaluar si vale la pena presentar una oferta. Es una de las ventajas de la transparencia de Mercado Público: poder conocer al cliente y decidir a quién vendo lo que estoy ofreciendo.