proveedor mercado publico

Consejos para convertirte en un buen proveedor de Mercado Público

Escrito por: Jorge

Vender en Mercado Público tiene muchas implicancias que no se resumen solo en la transacción de bienes y servicios con el Estado, sino que también se trata de cumplir con ciertos parámetros para ser un buen cliente y un buen proveedor.

 

Mercado Público surge como una necesidad de agilizar, modernizar y hacer más transparentes las compras que hace el Estado. Y sobre todo esto último: hacer mucho más visibles los procesos de compra, estableciendo límites y reglas para organismos y proveedores.

La Dirección de ChileCompra elaboró dos códigos de ética (o decálogos) de buenas prácticas, tanto para proveedores de Mercado Público como entidades públicas. Esto con el fin de asegurar el buen uso de recursos públicos y garantizar las buenas prácticas tanto con sus clientes como con sus colaboradores.

En este artículo te contaremos en resumen sobre las cosas que tienes que tener en cuenta para ser una empresa que no solo ofrece buenos servicios, sino que también puede dar fe de buenas prácticas.

Proveedores Éticos de Mercado Público

 

Lo fijado en el Código de Ética para Proveedores de Mercado Público no es nada fuera de lo común. Sin embargo, siempre es recomendable tener listado cuáles son los comportamientos básicos que espera tu cliente para poder ofrecer tus servicios. 

La normativa es tu biblia

Cuando ChileCompra habla sobre normativas vigentes, específicamente se refiere a todo lo incluído en la Ley 19.886 de Bases de Contratos Administrativos de Suministros y Prestación de Servicios, o conocida como Ley de Compras Públicas. Esta ley, junto con las bases de la licitación, es la biblia que rige todos los procesos de compra publicados y por publicar. 

Estar actualizado sobre las leyes que rigen todos los procesos de compra del Estado no solo te hace un buen proveedor, sino que también te entrega las garantías para que todo proceso del que participes, postulado y adjudicado, sea justo y transparente tanto para ti como para tu comprador. 

Cuidar los derechos de tus trabajadores

El reglamento vigente señala que tu empresa debe respetar y promover el cuidado de los derechos laborales y humanos de tus colaboradores. La premisa debe ser el derecho al trabajo como valor fundamental.

Dentro del apartado relacionado a esta norma, se establece que el proveedor debe tomar la medidas necesarias para evitar cualquier tipo de discriminación al momento de contratar personal, ya sea por raza, sexo, orientación sexual, etc; acogiéndose a las normas laborales del país y los tratados internacionales que este maneja. 

Ser proveedores activos del Estado

Vender tus productos o servicios al Estado no puede ser una relación pasiva. Cada empresa debe ser conocedora de sus deberes y derechos como proveedor estatal, teniendo la facultad de denunciar cualquier acción irregular al momento de estar participando en un proceso de licitación.

El Estado confía a sus proveedores mantener un rol activo en la supervisión de los organismos compradores. Impulsa a las empresas a crear programas que mitiguen los riesgos de corrupción y conflictos de interés. De esta forma, preservar el principio de transparencia y probidad entre todos los actores del sistema.

Cumplir con las bases de una licitación

Esto puede sonar un poco básico porque así lo es. Cumplir con las bases de una licitación es lo mínimo que se espera por parte de una empresa. Para esto es necesario estudiar cada detalle establecido en el documento, así cumplir con cada requisito y compromiso adquirido.

En este punto se hace especial énfasis en los “pactos de integridad”, donde se establece el compromiso de no ofrecer regalías ni pagos a funcionarios públicos, respetar los principios de libre competencia y la veracidad de los documentos presentados en el proceso de compra; entre otros principios.

Existen varias recomendaciones más para las etapas específicas de un proceso de compra. Asegúrate de constatar que no existan situaciones donde haya conflicto de interés. Evita aquellos procesos en los que sabes que hay familiares o cercanos a cargo. O, algo tan obvio como no generar conductas que sean consideradas como fuera de la ley (como el soborno).

Llevar a cabo estos consejos harán de Mercado Público un lugar seguro y justo para todos los actores que dependen de él. Guarda estos consejos y tenlos siempre a mano como tu mejor referencia.