Usando Data Science al servicio de las compras públicas

Noviembre 17, 2021

La Data Science es el enfoque que usa, analiza y procesa la información como insumo para la toma de decisiones. En este post te contamos cómo puede ser el futuro de las compras públicas.

 

En la actualidad, la cantidad de información dando vueltas por la red es exorbitante. Con los avances tecnológicos ha sido posible transformar toda esa información en datos que sirven de insumo para diferentes áreas, sobre todo la económica. 

Estos mismos adelantos nos han entregado nuevas herramientas y disciplinas que hace años no existían. Hablar hoy sobre Data Science (o ciencia de los datos) es una conversación necesaria tanto para quienes elaboran este tipo de sistemas, como para quienes pueden verse beneficiados con su uso.

La Ciencia de los Datos es el enfoque multidisciplinario del cual se obtiene información, conocimiento o algún elemento de valor a partir de datos recopilados. Esto abarca la preparación de los datos, su análisis avanzado y la presentación de resultados que permiten revelar patrones o comportamientos que puedan ser útiles para la toma de decisiones de cualquier ámbito.

Gracias a esta área de estudio, surgen insumos que antes no eran medidos por su real importancia. Por ejemplo, hoy es posible acceder a un sin fin de bases de datos que, por sí mismas, tienen un valor incalculable por toda la información que puede almacenar. La riqueza de los datos está en todas las posibilidades y perspectivas que entregan para armar estrategias que levanten negocios, desarrollen políticas públicas o, incluso, para comprar determinados bienes.

Data Science para compras públicas

El sector de las compras públicas en Chile es un ejemplo en transparencia. Mercado Público es una plataforma que mueve miles de oportunidades de venta a diario. Cada proceso de licitación es información nueva que es almacenada, procesada y analizada para las más de 120 mil empresas inscritas en el portal (40 mil de ellas activas y en constante búsqueda de oportunidades). 

Solo es pensar en los diferentes niveles de datos que se trabajan: desde los antecedentes registrados por los proveedores, que manejan historial en base a sus RUT comerciales; pasando por los organismos compradores, que cuentan con su propio comportamiento como clientes; y también las ofertas y licitaciones, que las que se desglosan bases y reglamentos, modalidades, valores e ítems solicitados. Toda esta tonelada de información puede ser recuperada por herramientas digitales, como lo que hacemos en LicitaLAB, para analizar el mercado en profundidad y desde todas sus aristas. 

Existe una oportunidad gigantesca para digitalizar y agilizar procesos de selección, adjudicación y rendimiento de contratos. Ya en el año 2020, la Fiscalía Nacional Económica realizaba una serie de observaciones sobre la plataforma, donde recomendaba fuertemente el rediseño de Mercado Público, destacando tres focos importantes: la digitalización completa de toda la información vinculante a los procesos de compra, utilizando formatos interpretables por una máquina para facilitar su análisis (no más bases escaneadas); una mejora sustancial en la interfaz de la plataforma, priorizando su usabilidad y predicción frente a errores; y establecer medidas de seguimiento y trazabilidad de las licitaciones post adjudicación. 

Los datos que abundan en Mercado Público ofrecen insumos de primera fuente para elaborar estrategias y presentar mejores postulaciones, estudiar y aprender del comportamiento propio, de la competencia y del rubro en general. Y desde el lado del cliente, abre posibilidades para abrir procesos más justos, transparentes y eficientes, reduciendo los costos asociados a cada licitación. En otras palabras, los avances del sistema deben ser bajo el enfoque de la ciencia de datos.

El ingrediente secreto de LicitaLAB

Cuando propusimos crear LicitaLAB, lo hicimos en primera instancia para facilitar el trabajo que significa buscar oportunidades de venta en Mercado Público. En el camino descubrimos que la cantidad de información que daba vuelta en el sector era mucho más de la que suponíamos. Nuestro desafío se convirtió en lograr trabajar con los millones de datos generados, extraerlos y procesarlos de manera que nuestros usuarios puedan acceder a información estratégica de forma amigable e intuitiva.

Desde métodos de recopilación sencilla, hasta la aplicación de Machine Learning en nuestros algoritmos; hemos dirigido nuestro trabajo hacia la predicción de oportunidades de negocio que calcen con el perfil de las empresas que participan en Mercado Público. En esta dirección las posibilidades son varias, tanto para entregar a las empresas cuáles son las ofertas que más se ajustan a su perfil, como para poder anticipar sus postulaciones, tener ventaja sobre sus competidores y tener mejor comportamiento en los procesos de compra.

Armar proyectos bajo el enfoque de la Data Science es una forma de poder subir el nivel a las compras públicas del país y la región. Nuestro aporte desde LicitaLAB es ese: crear una herramienta que transforme todos esos datos en reportes e información útil para los proveedores que el Estado necesita.

Suscríbete a nuestro
newsletter